Historia de la Volkswagen Kombi

historia

De mecánica sencilla, constitución robusta y agradable a la vista, la mítica furgoneta de Volkswagen Kombi, también llamada Transporter o Camper, se ha abierto camino en la historia por méritos propios.

Este versátil ingenio alemán comenzó por ser un eficaz y económico vehículo de carga, para posteriormente ofrecer la posibilidad de albergar pasajeros al estilo de un micro-bus actual. De hecho, de forma genérica, se le denomina Kombi debido a su características “combinadas” (carga y pasajeros).

Esta es su historia:

  • 1947: el holandés Ben Pon, paseando por la planta de Volkswagen en Wolfsburg (Alemania), muestra su interés en un vehículo utilizado por los trabajadores para realizar el traslado de las planchas entre las distintas naves de la compañía. Ben Pon se encontraba en la planta negociando una posible importación del mítico Beatle (escarabajo), visita que acabó convirtiéndose en toda una declaración de intenciones basada en la idea de construir un vehículo apto tanto para carga como para pasajeros. Dicho hito acabaría dejando huella en el mundo de la automoción.
  • 1948: se inicia el proceso de fabricación, aunque en ese momento se le denominó “Volkswagen Tipo 29”, aunque su nomenclatura pública terminó siendo “Volkswagen Tipo 2”, ya que el “Tipo 1” estaba reservado para el primer vehículo de la marca: el Escarabajo.
  • 1950: el 8 de marzo de este año comienza su producción en serie. Estas primeras unidades estaban equipadas con un motor bóxer de cuatro cilindros y 25 caballos montado en la parte trasera del vehículo y refrigerado por aire, lo que permitía una velocidad máxima de 80 Km/h. Según especificaciones de la marca, su capacidad máxima de carga era de 760 Kg.
  • 1951: en septiembre de este año, Volkswagen presenta la Kombi en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt bajo el nombre de Samba, un microbús con espacio para 7 viajeros, techo de lona corredizo y grandes ventanas laterales y unas curiosas ventanillas ubicadas en las esquinas del techo.
  • 1952: la Kombi evoluciona hacia el “modelo campista” gracias a una versión que incorporaba diversos accesorios desmontables, una mesa plegable y una cocina dentro del vehículo.
  • 1953: Volkswagen decide abrir una nueva planta de ensamblaje en América del Sur debido a la alta demanda procedente de este mercado. La ciudad elegida es la ciudad brasileña de São Paulo, lo que permite una marca una mayor penetración en el mercado de dicho continente.
  • 1956: la marca abre su fábrica de montaje en Sudáfrica.
  • 1958: la Kombi da un paso más en el desarrollo de viviendas rodantes con la T1 Westfalia, un paso de gigante que ha dado pie al actual concepto de autocaravana. Este vehículo especial, además de la mesa plegable y la cocina, incluía cortinas, armarios, una parte superior desplegable, WC químico portátil y conexión eléctrica, convirtiéndose en objeto de deseo para los amantes de la libertad y la naturaleza.
  • 1967: Alemania da por concluida la fabricación de la Kombi T1 en Europa, comenzando la comercialización de la T2, con un nuevo frontal, que incluía el parabrisas de una sola pieza en vez del partido de la primera generación. También aumentó la visibilidad y luminosidad interior gracias a unas ventanas más grandes, por lo que tanto el conductor como los pasajeros podían disfrutar todavía más de su experiencia a bordo de la Kombi.
  • 1968: hace su aparición la nueva generación de furgonetas Kombi, denominadas T2, tras haberse vendido más de 1.800.000 unidades de la T1.
  • 1971: México comienza la producción de la T2
  • 1975: Brasil modifica ligeramente el vehículo, con un nuevo frontal al estilo de la T2, modificaciones en la forma de abrir las puertas y algunos otros ajustes, evolucionando hacia lo que se conoce como la Kombi T1.5. Poco después Brasil también inicia la fabricación de la T2 exportando a más de 100 países.Con el transcurso de los años, se realizan diversas modificaciones en el vehículo distintas a las europeas a medida que su uso, sobretodo en Latinoamérica se generaliza.
  • 2013: este año marca un antes y un después en la historia del vehículo clásico; debido a cambios en la normativa brasileña, que implicaban incorporar sistemas de seguridad como los Airbags y ABS, por lo que Brasil finaliza la fabricación tras 64 espléndidos años; una triste, aunque esperada despedida.

Para celebrar tantos años de éxito, Volkswagen decide poner el broche de oro, con las fabricación de 1.200 unidades bajo la denominación “Last Edition“.

En España se han comercializado muy pocas unidades de este vehículo, salvo en Canarias, ya que eran utilizadas con frecuencia en las explotaciones plataneras y de las que quedan apenas unas pocas unidades.

Hoy día, la Volkswagen Combi T1 y T2 se pueden ver en eventos o bien como coche para bodas, y por supuesto también en concentraciones de clásicos, donde captan todas las miradas.

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0

Quizás te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *