Furgoneta Volkswagen Kombi: icono de la filosofía Hippie

hippie

A pesar de que hoy día la cultura Hippie se vea más como una moda que como el verdadero estilo de vida forjado en la década del años 60 que fue, los Hippies representan y representarán siempre la contra-cultura.

Todo comenzó en el distrito de Haight-Ashbury (California – EEUU), donde un grupo de jóvenes difundía la idea del anti-belicismo sumado al anti-capitalismo. Rápidamente fueron incorporando ciertos elementos identificativos como la vestimenta colorida, el rock psicodélico, drogas alucinógenas, libertad sexual y… las Kombis.

Si algo caracteriza al tipo de vida Hippie es la libertad, una idea promovida por Volkswagen desde la fabricación de la Kombi T1 Westfalia, la furgoneta precursora de las actuales auto-caravanas.

El vehículo como símbolo de libertad está asociado a los Hippies y a surfistas escasos de fondos, aunque en la actualidad existe una corriente creciente basada en la búsqueda de la felicidad fuera de los estándares marcados a los que responde magníficamente la T1 y la T2; vehículos simples, robustos y económicos con capacidad de combinar transporte de carga y vivienda. Por ello, estas furgonetas han conquistados a sus dueños, simplemente por lo que representan.

Hoy día no es necesario ser un Hippie para disfrutar al volante de una Kombi, también cariñosamente denominada Pan de Horno, Bulli o Camper. Es el vehículo ideal en el que disfrutar de nuestras vacaciones en movimiento; no obstante, este concepto se vive con mayor intensidad en Francia y Alemania de lo que lo hace en España; así a todo, en nuestro país la simpatía por las Kombis y el estilo de vida bohemio crece día a día.

Más allá del estereotipo Hippie, viajar a bordo de una Kombi despierta simpatía y curiosidad allá por donde pasa, ya que es el vehículo del “buen rollo” por excelencia y del estilo de vida libre, además de gran forma de viajar con un presupuesto limitado.

Cualquier persona, con independencia de su ideología, costumbres o estatus social puede considerarse amante de las Kombis, de hecho, a día de hoy podemos encontrarnos ingenieros, políticos, jubilados o familias con hijos disfrutando de un viaje o conviviendo dentro de su Kombi.

Finalizada su producción en el año 2013, el espíritu Kombi sigue más vivo y activo que nunca, rodeado del misticismo que le caracteriza y ha caracterizado siempre, bien unido a la filosofía Hippie o bien por separado.

En Kombis Pasión, nos dedicamos a la venta y alquiler de furgonetas hippies. Estamos para ayudarte a cumplir tus sueños, infórmate.

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0

Quizás te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *