¿Porqué se convirtió la Kombi en un vehículo icónico para los hippies?

Combi hippie

Eso fue en los años sesenta. La competencia armamentista entre Estados Unidos y la Unión Soviética hizo que la amenaza de un ataque nuclear a gran escala hiciera que la gente de todo el mundo se sintiera amenazada. Ford, dominaba el mercado anglosajón y fue un motivo de orgullo para el país con sus enormes y potentes motores. Sin embargo, la destrucción de la guerra más grande de la historia provocó una grave escasez de combustible a escala mundial, por lo que cada automóvil pequeño parece ser una mejor idea.

En este segmento de mercado, el Vocho se hizo un lugar entre los consumidores. Poco a poco se convirtió en un automóvil fácil de usar y de alto rendimiento. Sin embargo, los modelos Westfalia producidos desde 1952 rompieron el mercado norteamericano al atraer a consumidores jóvenes. Esta versión estaba pensada como un modelo ideal para vacaciones familiares. Contaba con elementos móviles, y algunas versiones incluso tienen una pequeña cocina.

Los jóvenes rebeldes que se manifestaron contra la guerra se encontraron con un vehículo accesible, flexible y fácil,  una casa ambulante para viajar por todo el país. Sin duda, la cuestión del coste de la Kombi y las ventajas que ofrecía para transportar un gran número de personas fue decisiva para que los hippies lo adoptaran como vehículo insignia. Pero una entrevista realizada por AFP con una comunidad que todavía existe hasta el día de hoy en Estados Unidos revela que algo más  influyó en esta situación. En una entrevista con tres de los sesenta que pertenecían al movimiento, uno llamado Mark afirma: “En la contracultura de los sesenta, se convirtió en el vehículo que debías tener si fueras hippie”

Otro de los entrevistados, aporta información que tiene una gran influencia en el motivo de la elección de este vehículo por parte de muchos jóvenes de los sesenta“abofeteamos al gobierno y a los ‘ancianos ‘simplemente conduciendo estas furgonetas, porque, para ellos, que condujéramos un coche extranjero era un gran insulto ”.

La combi, según estos adultos, era un auto que, además de ser cómodo y práctico, desafiaba al ser un vehículo extranjero, y con su aceptación, una idea de perdón estaba más tangible en una sociedad que temía otra posible guerra.

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0

Quizás te podría interesar...